sábado, 30 de mayo de 2009

¡Me caigo!!

.









Para evitar tropezar y caer, levante el tacón, mire delante no demasiado alto, por favor y elevando el pie.


¿A aprendido la lección?.. Repitámoslo...
Queda demostrado, lo ridículo que es subirse a un mirador,.tal,. para dar un tropezón y caer. ¡ qué poco natural! Eahh pues.. seamos prácticos y miremos por nosotros y no para ir a la moda… de no se quién y se produzcan esguinces, contracturas… malformaciones de pies y una columna bien fastidiada en la madurez.
Abajo los tacones del traspiés!!!, y se terminó de besar el suelo de cada dos por tres.


Me caigo, señorita mademoiselle, me caigo y no me recojo, ¿me recoje usted?.

Hoy pasaré todo el día, por ser sábado, fin de semana y pleno festival, riéndome.

Aprieta demasiado este calzado de moda. Ni el tacón, la piel y forma, … se ha hecho para estos patosos y silvestres pies. Ni quieren ellos sentirse en cautiverio ni tan siquiera por un momento de fiesta social, donde una, no admite la exigencia de estar a esa altura, a costa de andar divirtiendose los demás, ni dar un paso más, desde esa desorbitante pendiente. Además… ¡qué seres más absurdos! Que para hablar no miren a la cara, a los ojos y miren unos sacrificados y sufridos pies y a sus amos los zapatos. ¡Qué bonita sandalia! ¿Dondé la has comprado?
Estos nuevos modelos empedrados y vertiginosamente originales discurren y se cruzan en el empeine del pie, atándose por el tobillo. Sandalia desde un acantilado por donde discurre el cuidado, aislado y protegido del descalzo que debe ser precavido de cualquier accidente en el camino.

Qué difícil se hace mantener el equilibrio y que nadie me diga... despierta, bajete de esa nube.. hay que poner los pies en el suelo que sueñas. Eso si no es que me quedo traspuesta, o dormida y caigo no de un tacón sino de una silla.
Palomita de ciudad y ciudadana de primera, de mucha altura y a la moda. Cuidado con esos tacones, que los invento alguien que a la mujer como ser no lo quería bien. Qué es lo que venden?, sofisticación, esclavización de modas, parafernalias, embustes, competiciones en este caso no será para hacer una carrera con los pies y correr.
A veces, parece que ciertas modas están hechas para reírse de la mujer. Ahora para gustos ya se sabe colores, solo es mi opinión.
¿ Tacones?,,, quien los diseñe ... aunque sea un hombre... que seguramente puede ser.... que se los ponga él.





.

9 comentarios:

Flor dijo...

Cuando uso tacones, trato de que sean moderados. Ni altos, ni bajos, cómodos al pie.

Luna Azul dijo...

Cuánta razón preciosa, siempre pienso lo mismo. ¡Qué se los pongan los que los diseñan! Y te has fijado qué moda se lleva este verano???? Alucino, por mi que se los queden todos.
Un besazo MUACKSSSS

La sonrisa de Hiperión dijo...

Si es lo que tiene llevar unos taconazos de esos que dan miedo...


saludos!

Flor dijo...

;) te guiño ;)

Flor dijo...

:>
;>

Dos besos alados, van hacia tí...
agárralos

Flor ♥

horabaixa dijo...

Hola Lola,

Divertido. Pobres pies............

Un abrazo

Bajo mis pies dijo...

Y ni te cuento lo que es caminar sobre los empedrados de algunas calles de Buenos Aires, o por sus veredas rotas.
Que buen post. Me rei mucho pero cuanta verdad.
Primera vez en tu blog, espero no perderte, ayer comence en este mundo y hasta ahora estoy feliz de encontrar blogs tan buenos.
Bss.

Flor dijo...

:)

María dijo...

Quizá, yendo con tacones, vayamos mucho más seguras porque tenemos mucho más cuidado para no tropezar, y es, cuando vamos sin ellos, cuando tropecemos más veces, por ir más seguras y sin cuidado.

La seguridad también consiste en mantener el equilibrio en uno mismo, y no desequilibrar la balanza, aunque eso sí... ¡cuiadin también con los tacones! jaja.

Un besazo, Lola.

Metal Cambra, Veles e Vents, Seaia