jueves, 19 de marzo de 2009

Primavera en la arboleda

.





Primavera en la arboleda
El humor circulatorio, hace calceta teñido de rojo. Líquido pigmento como un pimiento soleado y frito de la noche al día y de reojo. Plasma y pasma su distribución en los vasos y sistema linfático. Llena, repartiendo todo un camino y una odisea de líquidos el laberinto. Que un vivo cuerpo no congela si
no es de un buen susto. Circula vivamente, se reúne , mueve y no revienta sino es de un fuerte golpe o una caída de las piernas.
Es la loca primavera que acelera la circulación y dilata nuestras venas.
.

3 comentarios:

Flor dijo...

¡¡Que flores-CA!!



:)

Abrazos.

Miguel Ángel Bruno dijo...

Se me hace que su sangre acelerada es azul, princesa.

Luna Azul dijo...

Oye pa'mi que se te ha puesto la sangre revolucionada jejeje.
un besote MUACKSSS

Metal Cambra, Veles e Vents, Seaia