lunes, 9 de julio de 2018

Santos de nuestro Verano






En términos estivales y vacaciones

y sin subirse por las ramas

vamos arrimando cada uno el ascua a su sardina

ambiente de playa y mar...

río y montaña

Ciudad buscando sus horas con menos saña..

Brisa suave y cálida, noches de sensaciones

burbujas y baile

Entre la noche de San Juan y la de San Pedro

como el barco que va de puerto en puerto

Besos salados, pasión y fuego

también humo, 

humo de magia, ilusión.

Comenzando en la arena, el calor nos espera

Esas noches de verano, en que -el y la- calor nos quita el sueño

y sin embargo desde la orilla reparte reflejos y alucinaciones

Soñando con ese barquito  que se hace a la mar

bajo la atenta mirada de la luna

Navegamos!


Oh! Verano  que trabajas a destajo, por que no descansas como todo qué y quién necesita, dándonos un respiro ?



Días de sol qué en cualquier momento, pueden sorprendernos con una breve tormenta.
Formando en el cielo un colorido paso por donde San Miguel milagrosamente entra, dejando más calorcillo, implorando una estancia más larga.

El verano no lo inventamos. Cuándo llegamos a este mundo, no llevabamos ni pañales, y él ya estaba esperando. Nuestro regalo en pago fueron los inconmensurables textos, poemas, música, pintura y festejos que fue ganando grado a grado. Y los Gº que se le van sumando, no todos, han sido, son directa o indirectamente por intervención del humano. Y por aquello inexplicable que aun no sabemos y desconocemos.




No sé si los Arcángeles y todos los Santos podrán obrar un milagro, interceder por nosotros, empezando por algo humilde, una sombra, mar, ríos, refrescos... para no sudar tanto.

Hágase el milagro



















No hay un sólo verano, hay tantos como humanos, con más o menos grados

No hay comentarios:

Y Morente fue Morente ...

       A Morente 🔗 ( Javier Ruibal ) Llama un alba de alhelíes A las puertas del tabanco ¡Ay!, Enriquito, chiquillo Otr...