sábado, 23 de octubre de 2010

Bodegón Otoñal






Una cita pendiente e imprescindible a la introspección otoñal
Es la terapia estacional del alma más exfoliante.

Sé que es otoño
Por la inclinación del sol y la que toma al escribir tu cuello
Por el modo de caminar y el tono de tus paseos.
Por como ondulas una corta línea sobre la “ene”
Por las vocales que te acompañan y se adhieren.

Sé que es otoño,
Sin necesidad de mirar al mar, basta ver en tus ojos..
el modo de mezclar verde con rojo, para pintar una hoja marrón a óleo..

Se que estoy en otoño
Por la musicalidad inequívoca, el sonido del aire secando las hojas
porque todos los años y puntualmente, hace una visita breve..
¿Quién no tiene memoria para recordar el caer de las hojas?

Sé que es otoño, porque los anillos solares se desprenden de plantas y árboles para resucitar enérgicamente más adelante.




1 comentario:

Miguel Ángel Bruno dijo...

¡Hermoso!
Pd: Hemos andado por Vall de Uxó viendo como una doncella eludía pisar ciertas hojas otoñales.

Guardando las distancias

Aquellas varitas mágicas que salían de la manga.  Ha sido un golpe de paz en intimo silencio... sorpresa, respiro de tranquilida...