domingo, 23 de enero de 2011

La botella de Aladino



Cayó del cielo después de beber nubes sabor vinagre y quedo libre dentro de una botella circulando a toda velocidad su sangre. Hasta que llegó Aladino y casi froto el envase, saliendo a borbotones agriado aquel vinagre.


3 comentarios:

Miguel Ángel Bruno dijo...

Hola, paso a saludar y si pudiera...dulcificar el vinagre ;-)
Besitos aladinoaliñadores

Miguel Ángel Bruno dijo...

Últimamente tus escritos vienen aconpañados con imágenes donde hay recipientes que contienen algún misterio. Da la impresión de algo que busca liberarse y no lo consigue...hummm esto que escribo huele a psicología barata... bueno, los amigos siempre somos propensos a las interpretaciones.
Abrazos freudianos.

lola dijo...

jaja
Miguel Ángel, cierto, no me había dado cuenta. Me lo haré mirar, demasidado recipiente de cristal. Aunque poco secreto hay, cuando precisamente el cristal deja que ver lo que contiene..
Si es que soy transparente, pero ultimamente veo demasiado películas de Harry Potter... jajaja
Besos y abrazos cristalinos ;)

Metal Cambra, Veles e Vents, Seaia