viernes, 26 de enero de 2018

La casita de invitados


Quien no ha tenido visitas en su casa? 
... uno, dos, o un grupo más elevado, alojados un tiempo que se fue dilatando fuera de todo pronóstico, por cuestiones impredecibles , por reparaciones en sus domicilios, por distintas razones.. 
¿Quien hubiera dicho que se quedarían para un tiempo indefinido..?
Y pasando los días,  se fue haciendo la convivencia estrecha, intensa, bulliciosa, multitudinaria. Demasiado expuesta a comentarios innecesarios y malos entendidos.
Que mal rollito.

Distintas opiniones, querer estar en posesión de la razón. Manias anticonvivencia, 

Con una sola tele, no mucho espacio, pocos enchufes, un cuarto o dos de baño que todos usan al mismo tiempo y no da abasto. 
 Total falta de independencia y privacidad. 
Un kao de sonidos de despertadores,  y ese ruiiidiiito metálico y mañanero del choque de la cucharilla contra el vaso y la taza... Un buenos días con cara de churros..
el desayuno-orquesta.

 clin
 clon
 tac
 tic
 toc

y .. dándose los buenos días..

Ahhh la privacidad! eso si es cuestión de privilegios.
Sin que nadie marque ritmos,  ... poder hacer en todo momento
lo que te apetece, sin preocuparse por si sentara bien o mal lo que haces, piensas, dices o a la inversa.
Cuándo entras, cuándo sales.. cuándo te quedas o no vuelves.

Privilegiados aquellos que gozan  de una casita de invitados,
>Adosada<
separada - - - - por unos cuántos metros
-.-.-. un jardín
y algún árbol, no hace falta que sea gigantesco
Que cosita más linda, tener ese espacio para hacer en petit comite, o solos lo que venga en gana.
Espacio exclusivo, donde no te molesten.

Que bien hace estar de vez en cuando solos. Es más sano de lo que pensamos.



Allí en esos espacios  cómodos y confortables imagino a algunos de los privilegiados y mejores  monologuistas de España , preparando  textos, monologueando con ellos mismos,  ensayando, grabándose y mirándose al espejo, para ofrecer al público con soltura, frescura y naturalidad aquello que todos hemos pensado alguna vez. Y al final hacernos cantar con sonrisas y carcajadas.
Somos tan iguales y tan distintos que somos cómico-ridículos.
Sin reírnos de vez en cuando será todo tan aburrido.
También hay que ponerse serios...   por supuesto ! hoy nooo, otro día. El lunes, por ejemplo.

Monologuistas para hacerles reverencia...

Alejandra Jimenez
Leo Harlem
Berto Romero
Ana Simón
Quequé
Santi Millán
Anabel Alonso
_Cristina Castaño_
Toni Acosta
Jose Luis Gil
Eva Hache
.... y muchos más.....

La casita de invitados la cedemos para que sigan creando monólogos y juntos, tal vez después riamos.

. Alejandra Jiménez _ Lo que no se puede demostrar_

. _Monólogos_ Alejandra Jiménez

2 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

Bella casa la de tu vida de la que escribes y esta con vos no perdida
abrazos siempre

lola dijo...

Gracias por tomarte un tiempo, leer aquello que se me pasa por la cabeza.. jajaja, y lo suelto, después de "pensar" ¿qué les pasará a los demás?. Sin juzgar, que eso dicen que esta muy feo.
Los blogs pueden ser almacén, y al leer se hagan cábalas, fantasías e inventos y hasta patrañas.
Pero hay algo que sí creo es cierto, todos luchan por proteger y defender nuestro espacio, vital en determinados momentos.
Aclaro, no pretendo hacer autobiografía, y mucho menos dar consejos.

Un saludo, simpática ;)

Números

Los números por dentro y por fuera. bonitos y feos.. Los números son paz y son guerra Hay números romanos Los núme...