viernes, 12 de noviembre de 2010

Vivir la esencia






Una cantidad pequeña cargada de intensidad, capaz de borrar de la faz de la tierra lo superficial. Evaporación por proceso natural de lo no autentico, lo artificial.
Infinetisimal dentro de sí, en su integridad.
Es, más que nada, la menor microscópica cantidad.
Se halla en el color del cielo, en la belleza, en la interacción de la luz solar. En el silencio, en una sinfonía coral. En el núcleo de un átomo, en el alma, el sentir, vibrar..



2 comentarios:

Miguel Ángel Bruno dijo...

¡Qué bien lo captas y lo expresas!
Besitos esenciales ;)

lola dijo...

¡Qué bien me entiendes!
Besos sintetizados ;)

Metal Cambra, Veles e Vents, Seaia